LUZ

Todas las Bromelias de color prefieren exposición con mucha luz, pero no pleno sol, una sombra ligera de palmeras o arboles será perfecto para evitar la luz intensa del medio día en verano. Una radiación solar extrema podría hacer que se destiñan las hojas y más adelante quemar a la planta. Variedades verdes como la Vriesea requieren un poco más de sombra. Si cuidas a tus Bromelias dentro de la casa tienes que asegurar que las pongas cerca de la ventana para que reciban suficientemente luz.


AGUA

El agua ideal es agua de lluvia, pero cada otro tipo de agua más o menos blanda también sirve. Durante la época de crecimiento (Marzo a Octubre) las Bromelias disfrutan ser regadas 1-3 veces a la semana, pero nunca es un error regar mas a menudo. Es mucho mas beneficiante regar tus Bromelias en el centro en vez de prestar demasiada atención al sustrato, solamente es necesario mantener el sustrato más o menos húmedo. En tu jardín es adecuado regar por encima de la planta, para satisfacer las necesidades de la Bromelia. Dentro de la casa lo más fácil es regarlo con una pequeña regadera echando agua justamente al centro de tu Bromelia hasta que el agua llegue al sustrato.


TEMPERATURA

Entre 18ºC a 32ºC se va a notar un crecimiento, una regla en general es, cuando más alta la temperatura y la intensidad de luz más agua necesita la planta. Bromelias siendo plantas muy resistentes son capaces de soportar calor extremo y temperaturas frías sin ningún daño. Pero de todos modos la temperatura no debería llegar debajo de 5ºC.


TIERRA

De hecho no importa qué tipo de sustrato se usa mientras tenga un buen drenaje y que sea bajo en abono. Intenta evitar el sustrato permanentemente mojado. Una buena circulación aérea es favorable, esto se consigue mezclándolo con fibra de coco, arcilla expandida, turba gruesa, Perlite .... Abono no es necesario, tu Bromelia va a prosperar fantásticamente sin ningún fertilizante.